Está usted en: Profesionales

05 nov 2018

Nota 15/2018: "METAMIZOL Y RIESGO DE AGRANULOCITOSIS

Metamizol es un analgésico y antipirético comercializado desde hace más de 50 años en nuestro país, con diferentes nombres comerciales además del conocido Nolotil®.

La aparición de agranulocitosis o de neutropenia es conocida desde hace años: de frecuencia muy baja, es una RAM grave que puede llegar a producir la muerte del paciente; y aunque se desconoce su etiopatogenia se considera una reacción de tipo inmunológico.

La AEMPS ha revisado la situación tras la notificación reciente al Sistema Español de Farmacovigilancia de casos de agranulocitosis, particularmente en pacientes de origen británico:

•    Los datos confirman el mayor riesgo en pacientes de edad avanzada, algo ya conocido.

•    Aunque puede aparecer en cualquier momento, en más de la mitad de los casos apareció con tratamientos superiores a una semana.

•    Aunque se ha discutido desde hace años sobre una mayor susceptibilidad en la población del norte de Europa y se han estudiado ciertos factores genéticos, con la información disponible no se puede ni descartar ni confirmar un mayor riesgo en poblaciones con características étnicas específicas.

La AEMPS recuerda que estos medicamentos están sujetos a prescripción y recomienda:

1.    Antes de prescribir realizar una anamnesis detallada para evitar el uso de metamizol en:

o    pacientes con antecedentes de reacciones de hipersensibilidad o hematológicas a metamizol

o    pacientes con tratamiento inmunosupresor o con medicamentos que pueden producir agranulocitosis.

2.    Utilizar metamizol solo para tratamientos de corta duración (7 días como máximo), dentro de sus indicaciones autorizadas y a las dosis mínimas eficaces.

o    Si es necesario un tratamiento más prolongado, realizar controles hematológicos periódicos, incluyendo fórmula leucocitaria. Durante el tratamiento, vigilar la aparición de sintomatología indicativa de agranulocitosis, informando a los pacientes que, en tal caso, suspendan el tratamiento.

o    Adoptar especial precaución en caso de pacientes de edad avanzada.

3.    No utilizar metamizol en pacientes en los no sea posible realizar controles (p. ej. población flotante).
Esta Nota es un nuevo ejemplo del porqué es obligado la notificación de RAMs graves aunque sean conocidas.

Aprovechamos para recordar qué RAMs se deben notificar:
- "cualquier RAM" a medicamentos nuevos o sujetos a especial seguimiento (marcados con un triángulo negro invertido▼)
- "RAM graves y/o desconocidas" al resto de medicamentos.

Cinta Almenara Miramón y Mario González Ruiz
Centro de Farmacovigilancia de Cantabria - Servicio de Farmacología Clínica de Atención Primaria

Gerencia de Atención Primaria.
C/ Vargas nº 57, 7ª planta.
39010 - SANTANDER

Tfno: 942 32 15 38 (ext. 58501)
Fax: 942 32 14 85

Menú Profesionales

Destacamos