Está usted en: Ciudadanía >> Tu salud >> Prevención >> Vacunación en las personas mayores: Gripe y Neumococo

 

Vacunación en mayores de 60 años: gripe y neumococo

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda de origen viral que afecta a las vías respiratorias. La infección puede revestir más gravedad y complicarse en personas mayores, sobre todo a partir de los 60 años, y en quienes padecen enfermedades crónicas como la diabetes, la bronquitis crónica, las cardiopatías y otras.

Estas complicaciones son predominantemente respiratorias: neumonías, bronquitis, sinusitis, otitis; deshidratación y empeoramiento de enfermedades crónicas como diabetes, asma o problemas cardiacos; o reagudización de patologías en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o fibrosis quística y asma.

El neumococo es una bacteria que puede dar lugar a dos tipos de manifestaciones: infecciones de vías respiratorias altas, lo más frecuente; y cuadros sistémicos graves, como septicemias, meningitis y neumonías, entre estas últimas, muchas de las que se producen como complicación de la gripe, que suelen ser graves y requieren hospitalización.

En Cantabria ambas vacunas, la antigripal y la antineumocócica, están recomendadas a partir de los 60 años, así como en personas con enfermedades crónicas, y en muchas ocasiones se administran juntas durante la campaña de vacunación de la gripe.

En el caso de la gripe, los virus sufren frecuentes mutaciones que obligan a modificar la vacuna todos los años y administrarla también cada año a las personas en las que está indicada.

La vacuna antineumocócica, sin embargo, solo se administra, por lo general, una vez en la vida.

 


Menú Ciudadanía

Destacamos